Saltar al contenido

¿Qué es ser Feminista en 2019?

¿Cuál es el verdadero significado de ser feminista el día de hoy en pleno 2019? Los tiempos cambian y con ello los pensamientos, la cultura, la forma de ver las cosas. Todos los Movimientos sociales cambian con el paso del tiempo, es la ley. Y el Feminismo no es la excepción.

Cuando el feminismo inició, los objetivos para las féminas que formaban parte del movimiento era claro:¡Queremos igualdad entre hombres y mujeres!

El tiempo fue avanzando y se empezó a discutir si lo que realmente se quería era igualdad. La cuestión era, ¿Igualdad y equidad? No pasó mucho tiempo para que el nuevo objetivo de las mujeres feministas fuera buscarla equidad entre hombres y mujeres. Y este es el concepto más cercano que tenemos al día de hoy; la búsqueda de equidad entre hombres y mujeres respetando la diferencia biológica, y a la vez la igualdad entre varones y féminas considerando que todos somos seres humanos.

En el 2019, ser feminista es…

Qué es ser Feminista

No estar en contra del hombre

Ser feminista hoy es no odiar a los hombres, más bien unirse a ellos y luchar juntos. ¿Sabías que hay hombres feministas? Hay hombres que actualmente ya son conscientes de que la mujeres subordinada en muchos aspectos y se une al grupo feminista.

El feminismo en el 2019 ya dejó de ser cosa de chicas. Y es lo primero que se tiene que entender del feminismo actual: el dejar de lado la idea de que una mujer feminista está por encima del hombre.

No buscar la subordinación del varón

Cuando una mujer feminista declara serlo, no quiere decir que quiera empoderarse y quitar reconocimiento al varón. No quiere decir que ahora ella será quién manda y él será el oprimido.Ese concepto de feminismo ya quedó atrás hace mucho tiempo.

El ser feminista actualmente es reclamar los derechos de la mujer sin intentar quitárselos al hombre.

Luchar por los derechos de ambos géneros

Ser feminista hoy en día es luchar por los derechos de ellos también. Aceptar que los hombres también son afectados con el machismo. Cuando se impone una idea machista, las mujeres son las más perjudicadas, pero también lo son los hombres, sobre todo los niños y/o adolescentes.

Un ejemplo muy claro aquí es cuando se impone el género a las carreras profesionales o empleos. La cultura machista nos dice que ser estilista es de chicas y ser policía de chicos. La niña que quiera ser policía será discriminada (opresión femenina) y el niño que quiera ser estilista será también discriminado (opresión masculina)

La mujer ya no se comporta como el sexo débil

Cuando inició el feminismo, una de las cosas que más reclamaban las féminas eran que se las dejara de ver como el sexo débil. Sin embargo, el concepto no estaba claro y la lucha no parecía ser coherente.

Ser feminista hoy en día es no comportarse como el sexo débil.E intentar ser lo más fuerte posible. Esto quiere decir qué si antes los hombres mantenían económicamente a la mujer, hoy una mujer feminista debe mantenerse sola o al menos no dejar que la cabeza del hogar abuse de esta manutención para oprimirla. Por eso, verás que un 99% de feminista son independientes económica y emocionalmente.

Aceptar nuevos retos de independencia femenina

La mujer feminista del 2019 entiende que no se puede ser libre si se depende de una tercera persona.La cultura se ha encargado por todos estos años de crear mujeres que esperan que alguien les solucione la vida económicamente

Para un chico de 21 años es muy normal pensar en trabajar y mantenerse, pero este concepto hasta hace muchos años asustaba a las mujeres.

Hoy en día el movimiento feminista pretende preparar mujeres aptas para este proceso de independencia sin la necesidad de contar con el apoyo de un tercero.

Romper tabúes sobre el rol por géneros

Ser mujer feminista hoy en día es trabajar, ganar dinero,emprender, levantarse a las 5:00 am, estudiar hasta tarde, hacer empresa. Todos estos ejemplos abarcan la manifestación de que los roles por géneros están errados, y así como un hombre puede hacerse merecedor de mucho reconocimiento social, la mujer también puede.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *